Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

jueves, 22 de febrero de 2018

GRUPO DE REGULACIÓN EMOCIONAL, SESIÓN 4

En esta sesión hemos trabajado la IRA y el ASCOOs dejamos aquí nuestras definiciones y comentarios.

La IRA es “un sentimiento negativo que precede a la sensación de frustración y genera impotencia. Puede aparecer cuando alguien te lleva la contraria o sientes que no se comporta bien contigo. La ira te embarga y centra toda tu fuerza en esa sensación de enfado y rabia. Es una emoción que puede hacerte ser impulsivo.  Son las ganas de destruir, de sacar todo el odio y la cólera y a veces, si se acumula mucha, no se puede vivir con tranquilidad, puede superarte, no saber qué hacer y llegar a perder el control siendo violentos o agresivos con otros”.
En el cuerpo notamos la ira como “calor, ponerse rojos, sentir mucha tensión, nervios, sensación de no poder aguantarse, de malestar, un calor incómodo, como fuego, que sube hasta la cabeza, nos embarga… y a veces nos puede hacer sentir tristes también, llorar de rabia y sentirnos perdidos”.

Al hablar de la ira nos planteamos cómo podemos reaccionar cuando nos sentimos enfadados. Algunos compañeros pensaban que era mejor no mostrar la ira, porque te podía llevar a hacer o decir cosas de las que después te puedes arrepentir. Otros decían que en esos momentos era mejor “contar hasta 10” (¡o hasta 20!) y así poder reflexionar antes de actuar. 
Nos dimos cuenta de que la ira es una emoción que moviliza mucha energía para defendernos de algo que nos ha hecho daño o hemos vivido como doloroso; pero que a veces la reacción podía ser descontrolada y complicar más la situación.

La otra emoción que analizamos fue el ASCO.

El ASCO es: “la sensación de rechazo que puede aparecer ante una situación o algo físico que nos desagrada mucho. Puede ser ante el mal olor o cosas que nos repugnan como los mocos o el vómito.  También cuando tenemos que hacer algo que no queremos, ante cosas que no nos gustan o que nos son desconocidas. En el cuerpo lo podemos sentir como náuseas en el estómago”.
Comentamos que el asco puede ser hacia una comida que no nos guste o algo que esté sucio, pero también hacia situaciones que ocurren, como que los científicos se tengan que marchar porque no hay trabajo para ellos, o un chiste que nos resulte desagradable. La función del asco sería rechazar esa situación, alejarnos de ella o evitarla porque creemos que puede ser perjudicial para nosotros.

¿Qué cosas os enfadan y os dan asco?

¿Cómo expresáis estas emociones en vuestro día a día?

Ángela (psicóloga)

martes, 20 de febrero de 2018

TAICHI: APRENDIENDO A VIVIR EN ARMONIA.

Hola chic@s ¿ Qué tal estáis ?

Nosotr@s, como novedad hoy -martes día 20  de febrero- hemos hecho una clase de Taichi.

Resultado de imagen de taichiEl Taichi  es un arte marcial desarrollado en el Imperio de China Se lo considera cada vez más como una práctica físico-espiritual para mejorar la calidad de vida tanto física como mental. Por un lado es beneficiosa  para la salud, mientras que por otro constituye una técnica de meditación (meditación en movimiento).

Estas son las sensaciones que hemos tenido después de practicarlo:

Jesus Mª por ejemplo a pesar de haberse cansado en las piernas, se ha sentido relajado.
Paula no ha sido capaz de concentrarse y ha respirado con dificultad.
Urko piensa que le hace falta más práctica, que se ha sentido torpe y no se ha  relajado del todo.
Olga se ha sentido también algo torpe al coordinar la respiración con los movimientos, pero aun y todo le ha gustado porque se ha relajado bastante.
Conchi se ha sentido muy relajada y sobre todo no ha pensado en nada más que en los ejercicios que proponía el profesor. Dice también que le da un 10 al Taichi.
Silvia se ha sentido muy bien, bastante relajada todo el rato.
A Andoni le ha gustado mucho. Se ha sentido a gusto y le ha parecido muy llevadero al no forzar los ejercicios o estiramientos.
Jaione -nuestra terapeuta ocupacional - opina lo siguiente:
" Un placer, en grupo le he hecho más a gusto, he estado más metida. Gracias a la música, la respiración y el movimiento continuo, me he sentido como si estuviera bailando, volando".
Y yo, Raquel, (la que está escribiendo en este blog)  me he sentido relajada, concentrada y alegre, sobre todo, porque me ha recordado a cuando aprendí Taichi a los 19 años, en mis años de adolescente.

Este es el vídeo que hemos utilizado nosotr@s, haz clic y podrás verlo: tutorial de taichi

Bueno, y esto es todo chic@s. Os animamos a que conozcáis el Taichi y a que lo paséis tan bien como lo hemos pasado nosotr@s. Hasta la próxima.
                                                                                                                                                                                                                                                             Raquel

jueves, 15 de febrero de 2018

GRUPO DE REGULACIÓN EMOCIONAL, SESIÓN 3


   En esta sesión hemos visto unos minutos de la película de animación “Del revés” (2015, en inglés: “Inside Out”).

  En el guión de esta película participó Paul Ekman, un reconocido psicólogo norteamericano que ha investigado sobre las emociones básicas en el ser humano. Según Ekman son 6: alegría, tristeza, miedo, ira, asco y sorpresa. Sin embargo en la película sólo aparecen 5, ¿cuál falta?-  nos preguntamos- ¡Sorpresa!

   En general nos pareció que los personajes eran divertidos, pero los que más nos gustaron fueron la Ira, la Alegría y el Asco. Al ver este vídeo estuvimos reflexionando sobre cómo vamos desarrollando las emociones a lo largo de la vida, desde que somos bebés a llegar a ser adultos y el papel tan importante que ejercen en nuestros recuerdos.

    Nos dimos cuenta de que la tristeza, en la película, parece que molesta al resto de emociones, sobre todo a la alegría, y nos preguntamos ¿para qué sirve la tristeza? Algunas de las respuestas de los compañeros fueron: para darnos cuenta de las cosas buenas, para distinguir lo que nos hace daño, para desahogarnos cuando no salen bien las cosas,… Un compañero dijo que la tristeza puede llevar a la depresión, igual que la alegría, cuando se descontrola, puede llevar a la euforia. Ninguno de los extremos nos hace bien.
   
   Nuestra definición de la tristeza es la siguiente: “Es un dolor interior que nos hace sentir mal. Pueden darte ganas de llorar, no querer saber nada de nadie o no tener ganas de nada. Nos sentimos tristes cuando nos decepcionamos con los demás o cuando no llegamos a conseguir un objetivo”.

   También analizamos la alegría como emoción básica y la definimos como: “sentirte liberado, como un chute de adrenalina, un pinchazo de vida, de despertar a la vida. Es goce, optimismo, y en el cuerpo se manifiesta como una postura más erguida, con la cabeza levantada, los hombros abiertos y a veces también como un brillo en la mirada. La alegría aparece cuando nos salen las cosas bien o cuando pasas tiempo con personas queridas. Son las ganas de vivir y disfrutar. Es una emoción positiva, que nos hace sentir bien, contentos”.

    A los que no hayáis visto la película, os la recomendamos!!

    Ángela (psicóloga)

viernes, 9 de febrero de 2018

GRUPO DE REGULACIÓN EMOCIONAL, SESIÓN 2

   En esta sesión seguimos trabajando sobre las emociones, sus componentes y los tipos de emociones que conocemos (positivas, negativas y neutras; y básicas o secundarias).

   Las emociones son procesos complejos que están compuestos por:
  • una situación o estímulo que me afecta
  • una persona a la que le ocurre esta situación (yo mismo)
  • una respuesta corporal (lo que siento en el cuerpo)
  • una conducta o reacción (lo que hago)
  • un pensamiento, cognición o evaluación de la situación (el significado que doy a lo que ocurre, lo que pienso)

   Estuvimos hablando de que el pensamiento o el significado que le damos a lo que nos ocurre tiene mucha influencia sobre cómo nos sentimos. 
   Cuando alguien nos responde bruscamente en el supermercado, podemos pensar que lo ha hecho con la intención de ser desagradable y entonces nos sentiremos, probablemente, enfadados con esa persona. En cambio, si pensamos que esa persona ha podido tener un mal día y que a lo mejor no ha sido brusca contra nosotros expresamente, sino sin darse cuenta, quizás no nos sintamos enfadados, sino sólo un poco molestos. Lo que pensamos sobre lo que nos ocurre afecta mucho a nuestras emociones. 

   Una de las compañeras de la Unidad de Día ha seguido el texto que utilizamos en la sesión para ir analizando una situación de su vida con mucha carga emocional. Lo describe como una experiencia de mucha tristeza. Sentía como si tuviera “la mente muy nerviosa” y la reacción que tuvo fue el llanto y marcharse de esa situación tan dolorosa. Por lo que nos cuenta parece que hubo muchos pensamientos a la vez: preguntas que se hacía a sí misma, no entender de dónde venía todo eso que le estaba pasando e incluso que no tenía estímulos para vivir. Sin embargo, la situación terminó por solucionarse al cabo de unos meses y entonces sintió una alegría muy grande y mucha felicidad, que la acompañan ahora en su día a día.

   Como vemos la alegría y la tristeza son emociones que generan mucho impacto en nuestra vida y pueden ir variando, alternándose y mezclándose con otras como el enfado, la angustia, la perplejidad,… pero también la sorpresa, la felicidad, la tranquilidad o la gratitud. Todas las emociones son necesarias para el ser humano y tienen su función, pero de eso ya hablaremos en las próximas sesiones!!

   Ángela (psicóloga) y Conchi.

miércoles, 7 de febrero de 2018

JUGAR, EXPLORAR Y SENTIR, Y SI ES COMPARTIDO... ¡MEJOR!

Este fin de semana de febrero ha llovido tanto que muchos de nosotros no hemos salido de casa, y nos hemos aburrido bastante. Por eso, en la Unidad, hemos reflexionado nuevamente sobre este tema:

¿Cómo entretenernos cuando estamos en casa? La mayoría de nosotros hacemos lo más fácil: encender la televisión y pasar toda la tarde mirando lo que echan. Pero en realidad, sin ser conscientes de lo que estamos viendo.

Escribimos exactamente hace un año en el blog un articulo: "al mal tiempo, buena cara", que hablaba sobre diversas actividades significativas que podríamos hacer cuando estamos en casa para sentirnos mejor (cocinar, leer, escuchar musica...)

Esta vez, de todas esas actividades, hemos querido centrarnos y profundizar en una de ellas: "LOS JUEGOS DE MESA":



Creemos que jugar a los juegos de mesa es una buena opción por muchas razones: estimulamos todos los aspectos cognitivos (nos hace estar centrados, atentos, trabajamos la memoria...); es una buena oportunidad para vivir sensaciones y emociones diversos;  si jugamos en grupo nos relacionamos; y sobretodo, nos divertimos, pasamos un rato agradable y tenemos la sensación de que "el tiempo vuela".


Por ejemplo, Urko ha comentado que le gusta jugar a las damas; Kontxi disfruta en familia jugando al parchís y al bingo; Amaia refiere que lleva años sin jugar a ningún juego de mesa y Paula nos confiesa que no sabe jugar a las cartas.


Por eso mismo, después de la reflexión y la teoría, nos hemos puesto a jugar!! a explorar!! y sentir!! Cada uno ha elegido su juego y esta vez hemos jugado al parchís, a la escoba y a los seises. Al final, hemos aprendido el juego del solitario para que podamos jugar en esos ratos en los que estoy solo. Nos hemos reído mucho, hemos aprendido y ¡¡Nos hemos quedado con ganas de jugar más!!

He aquí un listado de los juegos de mesa a los que podríamos jugar: cartas (naipes, Uno,...), parchís, la Oca, domino, damas, ajedrez, hundir la flota, cuatro en raya, monopoly, trivial, scrabble, memo, quien es quien...  A parte de las que hemos mencionado, si conocéis algunas más, podéis proponernos y ¡ya jugaremos!



                                                                                                           Compañeros de la Unidad de día







martes, 30 de enero de 2018

GRUPO DE REGULACIÓN EMOCIONAL, SESIÓN 1

    En esta primera sesión construimos entre todos esta definición de las emociones: “Las emociones son lo que sentimos desde que nos despertamos hasta que nos acostamos. Acontecen durante los minutos y las horas en el día a día. Producen sentimientos, buenos y malos, que nos pueden hacer bien o mal. Son percepciones que tienen el alma, el cuerpo y la mente. Las emociones son lo que hace que el mundo gire, te hacen sentir vivo y darte cuenta de lo que es importante en la vida”. 

   Estuvimos reflexionando sobre cómo las emociones varían y cambian, son poco duraderas, pasajeras, y a veces pueden darnos sensación de vértigo. 
    Surgió la pregunta: ¿Podemos estar sin emociones? ¿Cómo un robot? En ocasiones parece que podemos estar un tiempo sin sentir nada, embotados, planos, como desconectados de la realidad, y eso puede ser un síntoma de la enfermedad mental. 

   La esquizofrenia, dijo uno de los compañeros, es como una bomba que cae y levanta mucho humo, te hace sentirte confundido y que te cueste diferenciar las emociones, no sabes bien lo que piensas o sientes, pero el humo poco a poco se va despejando...y para conseguirlo puede hacer falta parar, buscar un lugar seguro y descansar, sobre todo cuando las emociones son muy intensas. 

   Llegamos a la conclusión de que las emociones son necesarias para sentirnos vivos, aunque algunas nos hagan pasar un mal rato. Son como una paleta de colores, muy diversas, y a veces sentimos que nos faltan las palabras para describirlas o nombrarlas. Por eso decidimos que ampliar el vocabulario emocional es uno de los propósitos de este grupo de terapia. Otro objetivo que propusieron varios compañeros fue el de controlar o manejar mejor las emociones negativas y conseguir un poco más de equilibrio emocional.

  ¡Espero que entre todos podamos aprender mucho en este grupo!


  Ángela (psicóloga)


lunes, 22 de enero de 2018

TXOT!!...TORTILLA DE BACALAO

El 15 de Enero comenzó la temporada de Sidreria. En Gipuzkoa, donde nosotros vivimos, los pueblos más conocidos por la sidra son Hernani y Astigarraga. Cada año un famoso abre la temporada y este año el primer txotx ha venido de la mano del gran alpinista Alberto Iñurrategi (él está en el centro de la foto).               



Para los que no sabeís el menu de las sidrerias suele ser la siguiente: tortilla de Bacalao, bacalao con pimientos verdes, chuleta y de postre queso, membrillo y nueces. Aquí en la Unidad de Día, hemos querido hacer nuestra sidreria particular y hemos elaborado una tortilla de bacalao. Es muy fácil de hacer. Os animamos a que lo probéis en casa.     


            
TORTILLA DE BACALAO:

Ingredientes: 
2 cebollas
2 pimientos verdes
Medio kilo de bacalao desalado
10 huevos
Aceite de oliva

Elaboración:
En una sartén poner las cebollas y los pimientos verdes cortaditos, y pochar todo hasta que este doradíto.
Cuando este cocinado añadir el bacalao, dejar hacer con todos los ingredientes.
Mientras en un bol batir los 10 huevos.
Sacar de la sartén todo y añadir a los huevos.
Por último, hacer la tortilla, vuelta y vuelta.


Y ¡qué aproveche!






El resultado... ¡¡UN MANJAR!!